Saltar al contenido

Salud en la Oficina: 8 Ejercicios para hacer desde tu Escritorio

la salud en la oficina es importante

Si te sientes muy estresado en tu oficina y no has tenido tiempo de hacer deporte, este artículo es para ti. Existen diferentes maneras de mantenerte activo en tu oficina, sin embargo, no percibimos que las oportunidades del ejercicio son más fáciles de lo que pensamos.

El tiempo de trabajo es importante, y muchas veces no nos permitimos 5 minutos libres para estirarnos, distraernos de la pantalla o caminar en la oficina. Y es que la mayoría no hacemos la cantidad de ejercicio que deberíamos cada día y esto puede afectar negativamente a la salud, entonces hacer ejercicio en la oficina se vuelve una excelente opción para los que no podemos hacerlo en el gimnasio, los parques o la casa.

Lo ideal es ejercitarse por una hora diaria, los ejercicios y estiramientos que puedes hacer en la oficina deberían ser un complemento. Y es que con solo 25 minutos sentados aumenta la inflamación, y solo se vuelve peor. Es por esto que hay que levantarse con mayor frecuencia.

Claro está que no siempre podemos levantarnos de nuestro escritorio, ya que la recomendación para estar de pie es de 5 a 10 minutos por hora, esto no siempre se puede cumplir, pero acá te sugerimos 8 ejercicios y estiramientos que puedes realizar:

Olvídate del ascensor

La más fácil y más accesible de cumplir. Al subir y bajar escaleras realizas un ejercicio en el cual se trabajan los músculos de las piernas, quemas grasa y gastas energía. Es un excelente ejercicio cardiovascular y la capacidad pulmonar mejorará notablemente. Así mismo, permites una adecuada circulación a las piernas y evitas problemas en las articulaciones.

Subir escaleras es un ejercicio que ejercitar las piernas y los glúteos, los cuales son unos de los músculos más importantes del cuerpo. Toma en cuenta esta increíble opción desde que llegas a la oficina, puede ser que llegues cansado, pero recuerda que vale la pena el esfuerzo.

Oficinista subiendo por las escaleras
Olvídate de los ascensores y sube las escaleras

Todo lo que puedas hacer caminando… a por ello

Todo lo que puedas hacer de pie, hazlo. Así sea ir a la oficina del jefe o un compañero de trabajo a realizar una consulta, no uses el teléfono, no envíes un mail, en su lugar, levántate de tu silla y camina hacia el lugar de tu compañero. Si necesitas ir por agua, elige la estación más lejana y camina.

Uno de los problemas más comunes de nuestros trabajos es la cantidad de horas que pasamos sentados ante nuestro ordenador. Por ello es importante ir levantándose periódicamente y aprovechar cualquier ocasión para hacer ejercicio en la oficina ya sea andando o estando de pie. Si logras levantarte 5 minutos cada hora, enhorabuena!

Caminar en la oficina ayuda en la salud

Realiza una serie de estiramientos

Existen mil maneras de realizar estiramientos, y es que son una buena opción para prevenir posibles lesiones a la hora de hacer ejercicio o cualquier actividad física. Debemos tener un cronograma sobre los estiramientos que podemos realizar en la oficina, ya que por el rango de movimiento, las opciones son limitadas.

Los estiramientos deben ser suaves y por tiempos definidos. Es importante controlar el estiramiento y la postura en todo momento, sin hacer vaivenes ni rebotes, para que se consiga una mayor relajación con la menor actividad muscular y articular posible. Lo ideal sería hacer algunos estiramientos al menos dos veces al día. ¡Ojo! No realices estiramientos muy fuertes o podrías lesionarte.

Una mujer estirandose en la oficina

Con calma… Respira

Si bien no es un ejercicio tan activo como los otros ejemplos, la respiración nos puede salvar en momentos en los cuales el estrés está a tope. Y es que la respiración es una actividad de crucial importancia, ya que mediante el ingreso de aire al organismo, los músculos y tejidos logran oxigenarse, cumplir con sus funciones y brindar energía para el movimiento.

Aquí te dejamos una sugerencia:

  • Cierra tu boca e inhala el aire a través de la nariz. Cuenta hasta cuatro.
  • Aguanta la respiración durante siete segundos.
  • Espira completamente el aire de tus pulmones durante ocho segundos Es importante realizar un sonido/soplido  que puedas oír.
Una mujer respirando en la oficina

Estira tus pantorrillas estando de puntillas

Existe una variedad de ejercicios que puedes hacer estando sentado en tu silla de escritorio. Una variante que puedes realizar es mover rápidamente la punta de los pies mientras estás sentado detrás de tu escritorio hacia arriba y luego hacia abajo. Este ejercicio salva a nuestras piernas y mejora la circulación.

También es una buena alternativa ponerse de puntillas de pie y aguantar así unos segundos, repitiendo este ejercicio varias veces durante el día, claro esto dependiendo de la disponibilidad que tengas de hacerlo. Recuerda que como todo ejercicio, ten precaución a la hora de realizarlo.

Levántate de la silla con solo una pierna

No te preocupes, no te pondremos a hacer sentadillas con una pierna, eso es muy difícil para personas fuera de forma. Pero lo que seguro que puedes hacer es la versión fácil. Al levantarte de la silla hazlo con una pierna en el aire. Recuerda cambiar de pierna y repite este ejercicio cada vez que te tengas que levantar.

Ejercicios de piernas estando sentado

Las piernas son el grupo muscular más grande de nuestro cuerpo. Es necesario mantener la actividad para mantener buena circulación en ellas. Existen muchos ejercicios para las piernas y la ventaja es que puedes realizar algunos desde tu silla de escritorio y ni siquiera necesitan que te levantes.

Lentamente, levanta las piernas del piso hasta la altura de la cadera y sostén por unos segundos, baja lentamente y vuelve a subirlas. Puedes hacer dos variaciones de este ejercicio, ya sea con las piernas juntas o una primero y luego la otra pierna.

Evitemos el síndrome del túnel carpiano… las muñecas son la clave

Existe tal problema como el síndrome del túnel carpiano, el cual podríamos evitar si hiciéramos estiramientos para nuestros dedos, manos y muñecas. El túnel carpiano es llamado así porque es un túnel estrecho formado por los huesos y otros tejidos de la muñeca que protege el nervio mediano. Este último es el encargado de ayudar a mover los dedos pulgares y los tres primeros dedos de cada mano.

estirar las muñecas ayuda al tunel carpiano

Un ejercicio muy común que además de ser efectivo es muy fácil de rápido de hacer es cerrar el puño, soltar los dedos y abrirlos en forma de abanico estirándolos lo más que puedas. Este movimiento debe repetirse unas 10 o 15 veces.